El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, constata la tendencia de la economía española a perder competitividad. Trichet recomienda a las autoridades que hagan los "máximos esfuerzos" para mejorar la productividad.
El presidente del BCE considera que España muestra elementos buenos, como la elevada tasa de ahorro y otros menos buenos, como el reducido incremento de la productividad. Durante su comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, Trichet ha destacado que el escaso avance de la productividad, unido a unos costes laborales que crecen por encima de la media de sus socios, explica la tendencia de la economía española a perder competitividad frente al exterior.