Según ha informado el Wall Street Journal, agentes del FBI han comenzado a inspeccionar en el día de hoy las oficinas de los tres hedge funds.

Los dos primeros son Diamondback Capital Management y Level Global Investors. Ambos fondos son dirigidos por los directivos de SAC Capital Advisors, cuyo propietario es Steve Cohen. El tercero de ellos, Loch Capital Management, situado en Boston, está dirigido por los hermanos Timothy y Todd McSweeney. Ambos conocidos por Steven Fortuna, otro gestor que fue declarado culpable en el caso Galleon y que aceptó colaborar con la justicia una vez detenido.

David Ganek, otro de los imputados, es trader de SAC y gestiona unos 4,000 millones de dólares a través de la sociedad Level Global Investors. Se calcula que Diamonback Capital Management gestiona fondos por un importe aproximado de 5,000 millones de dólares, mientras que Loch Capital Management posee activos por valor de 750 millones de dólares.

Un portavoz de Level Global Investors, reconoció que los agentes federales están buscando pruebas en las oficinas de la compañía y que el propio hedge fund está colaborando con dichos agentes. Por su parte, los abogados de Loch Capital, y siempre según el Wall Street Journal, no quisieron hacer ninguna declaración en el día de hoy.

Esta redada se produce tras un artículo publicado durante el fin de semana en el que se daba a conocer que las autoridades federales estaban investigando el uso por parte de dichos hedge fund de una gran cantidad de información privilegiada. En dicha operación, podrían estar envueltos consultoras, bancos de inversión y brokers. Se calcula que los fondos gestionados por la industria de los hedge funds en la actualidad alcanzaría la cifra de 1.7 billones de dólares.

Se prevé que los cargos imputados, que serán presentados durante los próximos días, sean incluso mayores que los del caso de Raj Rajaratnam y su hedge fund, el Galleon Group.

Hasta el momento los imputados, entre gestores y abogados, suman un total de 23. De los cuales 14 ya han sido declarados culpables, 8 no culpables y el último imputado aún está bajo estudio.

Pese a que aún no ha sido implicado oficialmente en el caso, las acciones de Goldman Sachs caen en el día de hoy un 4%, y es que existen rumores de que el gigante norteamericano podría verse salpicado por este escándalo.


Síganos en twitter:

twitter.com/migfreijo
twitter.com/estrategiasTv