El primer fabricante de vehículos del mundo, Toyota Motor, ha cancelado su  alianza  con Isuzu para la producción de motores diesel  para centrarse en la producción de híbridos, informó hoy el diario Nikkei. Un alianza que firmaron en 2008 y marca la primera de una serie de medidas de reestructuración en la compañía bajo el mando del nuevo presidente, Akio Toyoda.