El gigante japonés acaba de bajar sus previsiones de ventas en 2009 debido a las malas condiciones económicas en Estados Unidos y Europa. El grupo tenía previsto vender 10,4 millones de vehículos en 2009 y ahora espera vender 9,7 millones, es decir un 7% menos. Toyota prevé vender 9,5 millones de vehículos en 2008.