El fabricante japonés de automóviles Toyota confirmó hoy que iniciará, a mediados de 2010, la producción de una versión híbrida de su modelo Auris en la fábrica que posee en Burnaston (Reino Unido), mientras que los motores de este vehículo se producirán en la planta británica de Deeside. Toyota explicó que la decisión de producir este vehículo híbrido en Reino Unido "representa la primera materialización" de su plan de de ampliar y expandir sus operaciones de negocio en el mercado europeo y de diferenciarse de sus rivales, principalmente a través de la tecnología híbrida.