El gigante petrolero francés Total y Lukoil Holdings, la mayor petrolera privada rusa, están estudiando proyectos conjuntos de exploración en Kazajstán, Colombia y África occidental.