Total  prevé que sus inversiones en la refinería conjunta con Saudi Arabian Oil Co., o Aramco, en Jubail -en el Golfo Pérsico- se reducirán debido a la caída de los precios de las materias primas, informó  Pierre Sigonney, economista jefe de la compañía. Total y Aramco han ampliado por segunda vez el periodo de ofertas para la refinería con el objetivo de incrementar la competencia y tener en cuenta el descenso de los precios de las materias primas y en especial del acero, dijo Sigonney. "La estrategia contractual ha sido optimizada para estimular la competencia", afirmó Sigonney, que espera que la planta comience a funcionar en 2013. "Es un proyecto estratégico para Total, con un fuerte compromiso", agregó. Aramco y Total firmaron en junio de 2008 el acuerdo para construir su proyecto en Jubail, en la costa oriental de Arabia Saudí, con un coste estimado en un principio en más de 10.000 millones de dólares. Según los términos del acuerdo, Aramco tendrá un 62,5% en la sociedad conjunta y Total un 37,5%.