Toll Brothersregistró durante el tercer trimestre de su año fiscal una pérdida de 472,3 millones de dólares por acción, la que se compara con la pérdida de 29,3 millones, o 18 centavos por acción, del mismo período del año pasado. El resultado trimestral fue afectado por cargos relacionados con impuestos y rebajas contables.
Pese al aumento en la pérdida, la constructora estadounidense de viviendas señaló que observa señales de una estabilización en el mercado inmobiliario. Si se excluyen las rebajas contables, Toll registró un beneficio antes de impuestos de 3,7 millones en el trimestre, lo que se compara con la ganancia antes de impuestos de 84,6 millones de dólares de un año antes.

Los ingresos sumaron 461,3 millones de dólares en los tres meses al 31 de julio, una merma del 42% frente a un año atrás.

Toll Brothers señaló el miércoles que si bien los resultados del tercer trimestre reflejan las difíciles condiciones del mercado, "sí vemos señales de optimismo". La firma manifestó que un descenso en la tasa de cancelaciones y una demanda más sólida sugieren que el mercado de la vivienda se está estabilizando.