El Tribunal de Comercio de Nanterre h aplazado la demanda de la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (Aemec) contra Eiffage al 6 de septiembre, la misma fecha que ha fijado para las otros recursos que tramita contra el grupo francés, objeto de una polémica opa por el español Sacyr. Eso significa que el Tribunal de Nanterre ha querido evitar duplicidades y simplificar el tratamiento de todas las denuncias que instruye contra Eiffage por la privación en abril pasado, por parte de la mesa de la junta, de derechos de voto de 89 accionistas españoles que representan el 17,5% del capital. Sólo a partir del 6 de septiembre se empezará a clarificar el desarrollo de este procedimiento de la Aemec, al que también se ha asociado la Asociación francesa de Pequeños Portadores Activos (Appac), y que irá en paralelo a los cursados también contra Eiffage en Nanterre por Sacyr (al que se asoció Portival) y Rayet. Los argumentos de las asociaciones de pequeños accionistas contra el grupo francés de construcción y concesiones, de hecho, están bastante próximos de los de Sacyr, empezando por considerar que la mesa de la asamblea de Eiffage no era competente para privar de derechos de voto a los 89 accionistas españoles, a los que acusa de estar de concierto con Sacyr.