El gigante estadounidense de los medios de comunicación consiguió abandonar las pérdidas en el último trimestre de 2009. En este periodo obtuvo un beneficio de 627 millones de dólares. Además, ha incrementado su programa de recompra de acciones propias.