El grupo estadounidense de medios comunicación cerró el segundo trimestre del año con un beneficio de 519 millones de dólares, un 34% por debajo de las cifras del pasado año. La compañía ha reiterado sus previsiones de negocio para el conjunto del año, y sus planes de completar la escisión de su filial de Internet AOL hacia finales del presente ejercicio.