El beneficio del gigante de medios Time Warner, correspondiente al primer trimestre del año, ha caido hasta marzo un 18%, hasta los 1.200 millones de dólares o 31 centavos por acción. Este beneficio se apoya, en particular, en las nuevas operaciones de cable, abonados de telefonía e Internet. También en las ventas por publicidad de AOL.
Los ingresos de Time Warner han aumentado un 9% hasta las 11.200 millones de dólares, gracias al impulso de su división de cable. Se ajustan, de este modo, a las previsiones de los analistas, que esperaban unas ventas de 11.200 millones de dólares y con un beneficio por acción de 20 centimos. Además, las ventas de publicidad en su división de Internet, AOL, han crecido un 40 por ciento, hasta los 549 millones de dólares en el primer trimestre