El grupo acerero e industrial alemán ThyssenKrupp prevé una pérdida mayor de lo esperado en el segundo trimestre del año y reiteró que probablemente tendrá una pérdida anual dado que "aún no hay señales de recuperación de los mercados acereros mundiales".  Entre enero y marzo, ThyssenKrupp incurrió en una pérdida neta antes de extraordinarios de 362 millones de euros, frente al beneficio de 502 millones del mismo periodo de año anterior. Los analistas esperaban una pérdida neta de 214 millones.