Texas Pacific Group (TPG) pujará por Iberia junto a British Airways (BA), una constructora española y socios financieros, a los que podría unirse algún accionista del actual núcleo duro, según publica El Economista.
TPG y BA controlarían el 49% del nuevo accionariado de la aerolínea y el 51% del consorico estaría en manos de capital español para evitar perder los derechos de vuelo adquiridos con acuerdos bilaterales, entre ellos, a países latinoamericanos (uno de los principales negocios de la aerolínea). Entre los socios financieros, Gala Capital es el fondo de capital riesgo español que más ha sonado en los últimos días. Actualmente, los accionistas de referencia (con el 36,50%) son British Airways con un 10%, Caja Madrid con otro 10%, BBVA con el 7,07%, Logista con el 6,49%, El Corte Inglés con el 2,90% y un grupo de entidas financieras y fondos con 0,64%.