Telefónica estará hoy en el candelero después de que Deutsche Bank rebajara el precio objetivo, así como las previsiones de EBITDA y BPA (beneficio por acción) de la operadora.
Telefónica estará hoy en el candelero después de que Deutsche Bank rebajara el precio objetivo, así como las previsiones de EBITDA y BPA (beneficio por acción) de la operadora. El banco alemán redujo el precio objetivo en un 5%, de 12,1 a 11,5 euros, ya que si bien cree que en estos momentos el valor ronda los 10,8 euros, considera que debería apreciarse hasta 11,5 euros el año próximo.