Telefónica se ha adjudicado un contrato con el Defensor del Pueblo para la prestación de servicios de telecomunicaciones por un periodo total de cuatro años --incluyendo el periodo de garantía y mantenimiento-- y un importe total de 1,304 millones de euros, según consta hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Los servicios incluidos en el proyecto abarcan desde el acceso a Internet y el enlace entre las sedes del organismo hasta los servicios de datos en telefonía móvil, de voz y de mensajes del Defensor del Pueblo. En concreto, el concepto central del proyecto es la implantación de una Red Privada Virtual (RPV), tanto en lo relativo a funcionalidad como en facturación, que integre las comunicaciones en voz y datos tanto internas como hacia o desde el exterior.