Nadie puede dudar que Telefónica se ha convertido en uno de los principales líderes del mercado español. La operadora que preside César Alierta se ha revalorizado de enero a septiembre de este año más de un 19% en bolsa, lo que la hace ser un referente dentro de las telecomunicaciones europeas. La mayoría de los analistas consultados por Estrategias de inversión apuestan por el potencial de la operadora y todos coinciden en destacar su atractiva rentabilidad por dividendo; sin dar mayor importancia a las caídas que está registrando en los últimos días. Respecto a su modelo de negocio, la diversificación de la compañía no tiene límites. La última de sus operaciones ha sido la entrada en el capital de Telecom Italia y en estos momentos tiene en su punto de mira el 50% que no posee de la operadora Vivo. Telefónica no ve fin a su expansión y ya prepara más de 8.000 millones de euros para invertir en todo el mundo.
Telefónica no sólo ha conseguido superar en bolsa a sus principales competidores europeos sino que se ha convertido en “perro guía” dentro del sector de telecomunicaciones, es decir, que si la operadora baja en bolsa el resto de sus compañeras también bajan y viceversa. Y es que los cifras hablan por si solas; la operadora se ha revalorizado de media en 2007 un 14% más que el resto de sus competidoras europeas. La fortaleza de la compañía de César Alierta también se refleja en sus cifras de negocio. En el primer semestre del año ha conseguido incrementar el beneficio neto un 66,4% respecto al mismo periodo del pasado año hasta alcanzar los 3.830 millones de euros. Y es que la compañía ha obtenido de Europa los mayores ingresos, concretamente un 62% -incluida España- mientras que Latinoamérica aportó un 34,6% de la facturación total. Además Telefónica quiere seguir “engordando” su negocio y ha anunciado que tiene previsto invertir más de 8.000 millones de euros durante este año en el desarrollo de nuevos servicios e infraestructuras en todo el mundo, cifra que representa el 14% de los ingresos anuales de la compañía. Uno de los proyectos más recientes es su interés en reforzar su presencia en Brasil mediante la compra del 50% que aún no posee en la operadora Vivo que comparte con Portugal Telecom en el país latinoamericano. Atractiva rentabilidad por dividendo El consenso de los expertos es claro, “Telefónica es la opción más fiable” y todos coinciden en destacar su atractiva rentabilidad por dividendo. Y no es de extrañar por que la compañía repartirá el próximo 14 de noviembre un dividendo de 0,75 euros por acción, es decir un 25% más que el abonado en 2006. Para Diego Herrero, subdirector de inversiones de Gestifonsa la operadora española “es la única compañía de telecomunicaciones que no ha defraudado al mercado ante la crisis subprime en EEUU y su rentabilidad por dividendo es muy atractiva especialmente en momentos de volatilidad como los que hemos vivido”. Para Paula Hausman, analista de Agenbolsa, también es una opción para el corto-medio plazo “a pesar de las correcciones”. Sin embargo no todo son flores; Leonardo Lara, gestor de fondos de Metagestión, señala que “no entraría en el valor e incluso vendería en el entorno de los 20-21 euros” ya que entiende que ha subido con “excesiva rapidez”. Jesús de Blas, analista de Crédit Agricole Mercagentes tampoco recomienda apostar por la operadora. “ya ha hecho todo lo que tenía que hacer en el corto plazo y lo que esta haciendo ahora es dar el relevo a otros sectores y valores”. De la misma opinión es Antonio Aspas, analista de Anta Valencia, que entiende que “lo mejor ha pasado para la operadora por lo menos en el corto plazo”. En la primera semana de octubre la compañía ha sufrido una pequeña corrección, aunque Julián Coca, gestor de renta variable de Inversis Banco, no le da mayor importancia a esta caída, “la operadora simplemente ha estado durante bastante días en una subida libre y no es raro que tenga días de caídas”. Además, ve fuerte a la compañía y apuesta por ella, “en niveles por debajo de los 19 euros”. Miguel Ángel Cicuendez, asesor financiero de Inversis entiende que “podemos seguir acumulando en cartera Telefónica, salvo que perdiera la zona de los 18,33 euros en el medio plazo”. Un poco más arriba fija Miguel Pareja, gestor ejecutivo de Alpha Finanzas, la zona optima “para volver a incorporarse a la cotización”, concretamente en los tornos de los 18,50-18-60 euros. Del mismo nivel habla José Manuel Ollero, directo de análisis de Noesis; el experto entiende que mientras el precio de la operadora se mantenga por encima de los 18.50 euros "los recortes no serán peligrosos y lo más probable, es que una vez que acaben las cesiones, haya mayores subidas". Opiniones para todos gustos. Ahora haga su propia valoración y decida si Telefónica formará parte, o no, de su cartera.