Mantenemos el escenario original planteado semanas atrás mostrado en el gráfico, tras romper la tendencia bajista desde 2010.

A corto plazo la salida desde 9,45 euros ha sido muy violenta, propia de la virulencia experimentada en junio, lo cual favorece la idea de continuación alcista tras una estructura correctiva en A-B-C, sobretodo teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente. Pensamos que es probable, pese a nuevas correcciones, haya visto los mínimos del año en 9,45 euros.

Recomendación: COMPRAR MEDIO PLAZO