La acción cede posiciones con relativa contundencia después de frenar las alzas en 16,52. Aunque el movimiento resta momento alcista a corto plazo, no anula por completo el rebote desarrollado la semana pasada. 

Esto permite que algunos osciladores conserven pendiente positiva junto con señales de compra activadas (ver indicador MACD) mientras que el volumen de negocio que acompaña es muy reducido (el índice de volumen positivo mantiene el repunte).

En este contexto las caídas de corto plazo pueden resultar en una buena oportunidad de incorporarse al rebote para aquellos que piensen que no ha finalizado. En este caso el primer objetivo de los largos debería establecerse en 16,52. Los stops por debajo de 15,72 debido a que su pérdida confirma ruptura de directriz alcista de corto plazo y favorece una vuelta a mínimos anuales 15,33 / 15,07.


Telefónica en gráfico diario