Se trata de la tarifa que pagan las operadoras rivales a Telefónica en concepto de alquiler de red para dar servicios de ADSL. A las 10.53, Telefónica caía un 0,69% hasta 13,02 euros, con unos 73,5 millones de acciones negociadas, mientras el IBEX-35 subía un 0,07% hasta 12.226 puntos.