Telefónica dijo el jueves que su beneficio neto subió en el primer semestre del año un 40,3% hasta 2.574 millones de euros, impulsado por las adquisiciones y la firmeza de su negocio de telefonía móvil en España y Latinoamérica.
El resultado estuvo por encima de las previsiones de los analistas, que esperaban un alza del 33% del resultado neto.