Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) denunciaron hoy que el fraude fiscal aumentó en 3.983 millones de euros el pasado año como consecuencia de la crisis. En un comunicado, Gestha señala que este cálculo lo ha realizado descontando los efectos pendientes de la reforma tributaria de 2006, la paga de 400 euros y la caída de la actividad y el consumo con los datos de recaudación a final de año. Según Gestha, el incremento del fraude se debe al descenso "inexplicado" de la recaudación por el IVA y por el Impuesto de Sociedades durante 2008. Los Técnicos de Hacienda consideran que los resultados del Plan de Prevención del Fraude Fiscal presentados hoy por la Agencia Tributaria (AEAT) parecen haber sido seleccionados "cuidadosamente" y reflejan una imagen "idílica, optimista y alejada de la realidad".