El grupo relojero Swatch ha sido afectado de lleno por la crisis económica y ha visto reducirse su beneficio neto un 28% en el primer semestre de 2009, respecto al mismo periodo de 2008, hasta los 301 millones de francos (196 millones de euros). El volumen de negocios también ha sufrido una fuerte contracción y se ha reducido una sexta parte (-15,3%) hasta los 2.480 millones de francos (1.621 millones de euros), indicó el grupo en un comunicado. Swatch destaca, sin embargo, que esta pobre actuación se compara con un semestre récord como fue el primero de 2008 y se inscribe en un contexto desfavorable para todo el sector relojero suizo. En cuanto a las perspectivas, asegura que mantiene cierto optimismo sobre una recuperación de la actividad y ve síntomas como la evolución positiva de las ventas en los últimos dos o tres meses, así como un aumento de los encarg