El grupo automovilístico japonés Suzuki cerró el primer semestre de su año fiscal 2009-2010 (abril-septiembre) con un beneficio neto de 12.500 millones de yenes (93 millones de euros al cambio actual), lo que representa una caída del 63,4% respecto al mismo período del ejercicio anterior, anunció hoy la compañía, que ha revisado al alza sus previsiones de resultados.