La compañía tecnológica estadounidense Sun Microsystems recortará 3.000 empleos adicionales en todo el mundo, alrededor del 10% de su plantilla, como consecuencia del retraso en la aprobación de la compra de la empresa por parte de Oracle, informó la multinacional en un comunicado remitido al regulador bursátil de EEUU (SEC). El consejo de administración de Sun Microsystems, "a la vista del retraso en el cierre de la adquisición de la compañía", aprobó un plan para la mejor disposición de los recursos de la empresa con sus objetivos estratégicos, incluyendo una reducción de su plantilla "de hasta 3.000 empleados en los doce próximos meses" en Norteamérica, Europa y el resto de regiones en las que está presente. La multinacional precisó que espera incurrir en cargas de entre 75 y 125 millones de dólares (entre 50 y 84 millones de euros) en los próximos trimestres en relación con esta reestructuración, especialmente en el segundo y tercer trimestre de su ejercicio fiscal, que concluye el próximo 30 de junio de 2010.