El Gobierno suizo puede entregar al de Estados Unidos datos de cuentas bancarias con depósitos a partir de 250.000 francos suizos (245.000 dólares o 165.000 euros) y no sólo cuando se trate de sumas millonarias. Las autoridades helvéticas desvelaron hoy el contenido de un acuerdo entre ambos países suscrito el pasado agosto con el fin de cerrar un litigio judicial abierto en EEUU contra el banco UBS, acusado de haber colaborado con clientes en este país para defraudar al fisco.