El nuevo director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, desea eliminar un 15% de los puestos de trabajo de la institución, anunció en una entrevista publicada el viernes en el Wall Street Journal. Se trataría de la primera reducción importante de efectivos desde la creación de la institución multilateral, en 1945, según la publicación. Strauss-Kahn, que asumió oficialmente sus funciones el 1 de noviembre, indicó que el FMI deberá asumir un déficit de 400 millones de dólares de aquí a 2010 si no aumentan las demandas de los países para obtener préstamos de la institución. Este déficit se reduciría en un 25%, es decir en 100 millones de dólares, si el número de trabajadores del Fondo, que tiene 2.650 empleados, se reduce en 300 o 400 puestos, indicó.