El banco custodio gestiona una participación del 5,016% en el grupo de telecomunicaciones español, según los datos que figuran en los registros de la CNMV. State Street Bank controla 239,44 millones de títulos de Telefónica, cuyo valor de mercado asciende a más de 3.900 millones de euros.