State Street Bank ha elevado su participación en Repsol hasta el 5.102% desde el 4.975% que tenía anteriormente. Una inversión de 40.82 millones de euros que, el pasado 5 de septiembre, supuso la compra de 1.55 millones de títulos de la petrolera. Así el banco custodio pasa a controlar 62.28 millones de acciones con un precio de mercado de 1.585.6 millones de euros.