Mantener los tipos de interés demasiado bajos por demasiado tiempo podría tener efectos secundarios negativos, según uno de los miembros del consejo del Banco Central Europeo (BCE), Juerguen Stark. Según Stark, hay muchos efectos secundarios potenciales negativos en el caso de que mantengamos los tipos de interés demasiado bajos por demasiado tiempo.