La cadena de cafeterías ha anunciado que su fundador y presidente, Howard Schultz, retomará el puesto de consejero delegado, ocupado hasta ahora por Jim Donald, en un momento en que la competencia hace flaquear el modelo de negocio del líder estadounidense en el sector.
Tras años de fuerte crecimiento, el negocio de la compañía atraviesa un débil momento por la caída de sus ventas en Estados Unidos, el encarecimiento de sus materias primeras y la competencia de otras compañías. De hecho, la noticia coincide con el anuncio de la cadena de comida rápida McDonald's de instalar barras de cafetería en sus cerca de 14.000 establecimientos en Estados Unidos con la intención de competir con Starbucks. A través de un comunicado, la cadena de cafeterías afirma su intención de reducir el ritmo de apertura de cafeterías en EEUU y tratará de "reavivar el apego emocional con los clientes", un aspecto que ha sido vital en su modelo de crecimiento durante los últimos años. Por el contrario, Starbucks planea acelerar la expansión fuera de Estados Unidos e incrementar la rentabilidad de esas tiendas