Standard & Poor's ha elevado la calificación a largo plazo de Deutsche Bank hasta "AA", desde "AA-", y ha mantenido su perspectiva en "estable", según informó hoy la entidad alemana. La firma de calificación comentó que el incremento del 'rating' del banco alemán refleja la mejora sostenida del negocio de Deutsche Bank en todas sus líneas de negocio y en el perfil de riegos de mercado y crediticio. Standard & Poor's considera que Deutsche Bank está "bien posicionado para aprovechar un escenario más competitivo y de incremento de la volatilidad o incertidumbre de los mercados".