La agencia Standard & Poor's (S&P) decidió hoy mantener las calificaciones de riesgo que otorga a la deuda soberana de México, pero modificó la perspectiva de "estable" a "negativa". La analista Lisa Schineller explicó en un comunicado de prensa que la revisión del panorama de calificación refleja "la valoración" de la agencia "del deterioro en su situación fiscal y externa". A ello se une la perspectiva de que el Gobierno "puede que no aborde de forma adecuada una falta de flexibilidad en su política fiscal" después de las elecciones legislativas de este año.