La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's ha anunciado que se propone rebajar la calificación de las principales líneas aéreas de Estados Unidos, invocando el impacto de la subida de precios, la disparada de los combustibles y sus frágiles finanzas. 'El aumento dramático del precio de los combustibles ha incrementado significativamente los costos de las compañías aéreas en estos últimos meses y, si esta situación perdura, puede amenazar su liquidez y su perfil financiero', comenta la analista de S&P especialista del sector, Philip Baggaley.