La portuguesa Sonaecom, filial de telecomunicaciones del grupo Sonae, obtuvo en 2008 unos beneficios de 5 millones de euros, lo que supone un 86,4% menos que en el año anterior, anunció hoy la empresa sorprendiendo a los analistas, que le auguraban pérdidas. Además, sus ingresos crecieron un 9,4%, hasta los 976,2 millones de euros, en un año en el que el segmento de la telefonía móvil creció un 1,6% y la fija un 14,1%, explica la empresa en el comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa. Sonaecom indica que el crecimiento del volumen de negocios fue impulsado por el "aumento de los ingresos de servicios (+6,9%), que a su vez se beneficiaron del crecimiento del 9,8% de los ingresos de clientes, y de un nivel de ventas más elevado en productos y equipamientos (+34,8%)".