La multinacional belga química y farmacéutica Solvay anunció hoy la venta de su división farmacéutica al laboratorio estadounidense Abbott por 5.200 millones de euros como parte de su estrategia de crecimiento sostenible.

Solvay afirmó en un comunicado que la operación supone la transferencia de "todos sus empleados (...) con sus condiciones de empleo actuales".

La compañía belga espera que la operación, que aún tiene que recibir el visto bueno de las autoridades de competencia, quede cerrada en el primer trimestre de 2010 y añade que detallará el impacto de la misma cuando haya concluido el proceso de venta.

La transacción incluye un precio de venta de 4.500 millones de euros al que se sumarían otros pagos por 300 millones, si se cumplen ciertos requisitos entre 2011 y 2013, así como la adquisición de obligaciones por valor de 400 millones de euros.

El objetivo de Solvay es invertir los ingresos de la venta en sus actividades químicas y de plásticos con vistas a afianzar su expansión en regiones con potencial de crecimiento y desarrollar sus actividades y nuevos productos que permitan reducir las variaciones cíclicas.

"Esta decisión es el resultado de un análisis en profundidad y una evaluación de las diferentes opciones estratégicas en el sector farmacéutico", explica la entidad.

"Estamos construyendo un nuevo grupo reorientado con los medios financieros para seguir acelerando el crecimiento sostenible", comentó en un comunicado el presidente del consejo de administración de Solvay, Alois Michielsen