Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos aumentaron la semana pasada, pero sólo revirtieron cerca de un tercio de la caída registrada durante la semana previa. Las cifras sugieren cierta estabilización del mercado laboral. Durante la semana al 12 de julio, las solicitudes iniciales aumentaron en 18.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 366.000, informó el jueves el Departamento de Trabajo. La proyección promedio de los economistas en Wall Street era de un incremento de 34.000. En la semana al 5 de julio, las solicitudes cayeron en 50.000, cifras revisada frente a la estimación inicial de un descenso de 58.000. El promedio variable de cuatro semanas para las solicitudes iniciales, que los economistas utilizan para determinar las tendencias subyacentes en el mercado laboral, disminuyó en 4.500 a 376.500, un mínimo de cuatro semanas. El número de trabajadores que recibieron beneficios por seguro de desempleo durante más de una semana descendió en la semana al 5 de julio, el último período para el que la cifra está disponible. La cifra, conocida como las solicitudes continuas, se redujo en 81.000 a 3.122.000.