El vicepresidente segundo español, Pedro Solbes, se mostrado "bastante tranquilo" respecto a la situación del sistema financiero en España, aunque admitió que, en el contexto actual, las entidades dependientes del crédito externo vinculado a la vivienda "posiblemente tendrán que replantear sus inversiones". En una pausa de la reunión del Ecofin (ministros de Finanzas de la UE), Solbes insistió en la solidez del sistema financiero español y descartó que vaya a tener problemas como consecuencia de la crisis hipotecaria en Estados Unidos. No obstante, consideró que "entra dentro de lo normal" que, en una situación de reducción del crédito, aquellas entidades cuya actividad depende en mayor medida del crédito externo, destinado además a adquisición de vivienda, tengan que replantearse sus inversiones y sus créditos.