El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó hoy que en 2009 será preciso trabajar "duro" para intentar mejorar la situación de económica y financiera. A la entrada de la reunión de ministros de Economía iberoamericanos, que hoy se celebra en Oporto con el objetivo de analizar la crisis financiera internacional y obtener una postura común de cara a la próxima reunión del G-20 el 2 de abril, Solbes consideró positivo poder oír las preocupaciones de los países iberoamericanos, que han tenido un impacto "menos directo" de la crisis actual, y poder compartir con ellos una misma posición. El ministro español dejó entrever algo de optimismo ante este encuentro porque todos los países están "en la misma dirección" y además la reunión permitirá contar con la experiencia de los "colegas" de América Latina, que han tenido un impacto "menos directo" de la crisis.