La emisión estará dirigida y asegurada por Calyon y Deutsche Bank y se destinará a inversores cualificados españoles y extranjeros. Sol Meliá dijo que espera concluir la emisión el próximo 18 de diciembre. Las obligaciones devengarán un interés de entre el 4,25 por ciento y el 5 por ciento y serán canjeables en un futuro por acciones de Sol Meliá, por efectivo o por una combinación entre efectivo y acciones, a elección de la compañía.

Para realizar el canje, se establecerá una prima de entre el 30 y el 35 por ciento.