La entidad francesa Société Générale posee el 3% del accionariado de Bankinter como fruto de su "actividad cotidiana normal", según fuentes del mercado. La existencia de este paquete de acciones propiedad de la entidad financiera francesa se conoce días después de saber que Caja Madrid controla otro 4,87% de la entidad y de que hoy, después de la conversión de sus obligaciones en acciones, los empleados de Bankinter alcanzarán otro 4,88% del capital.
Estos paquetes accionariales podrían ser importantes en la toma de posición de Crédit Agricole en el accionariado del banco, después de que anunciase en diciembre la compra de la participación del 15% que poseía el empresario indio y consejero de la entidad Ramchad Bhavnani. Crédit Agricole posee en estos momentos el 19,53% del capital de Bankinter y está a la espera de que el Banco de España le autorice para llegar al 29,99%, justo al borde de la obligación legal de lanzar una opa, un permiso que podría llegar en unos días, según las fuentes consultadas. En la misma situación se encuentra el ex presidente y ex consejero de la entidad Jaime Botín, que tiene actualmente el 16,3% del capital de Bankinter y que también solicitó permiso para alcanzar el 29,99% el pasado 28 de noviembre, inmediatamente después de que lo hiciera la entidad francesa, lo que se interpretó en los mercados como un claro movimiento defensivo. Posibilidades abiertas En caso de que Crédit Agricole decidiera finalmente lanzar una opa hostil, los accionistas de Bankinter podrían cerrar filas en torno al actual Consejo de Administración en defensa de la independencia del banco y lograrían superar entre todos el 50% del capital. Y es que, al 16,3% en poder de Cartival, sociedad propiedad de Jaime Botín y su familia, se le uniría el casi 6% que controla el Grupo Masaveu, además de la cúpula directiva de la entidad, así como de otros accionistas afines con participaciones inferiores al 5% como podría ser Caja Madrid y los propios empleados del banco, que controlan entre todos en torno al 4,88%. En este cruce de apoyos se encontraría también la entidad francesa Société Générale.