Los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores confirman que Caja Madrid posee un 4,87% de Bankinter desde el año 2003, una participación "de carácter financiero", según confirma la propia caja de ahorros. La entidad señala que aún no se ha planteado lo que hará con este porcentaje ante la guerra para conseguir el control de la entidad y que, según todos los indicios, se disponen a protagonizar el hasta ahora primer accionista, Jaime Botín, y la francesa Crédit Agricole.
El ex presidente y ex consejero de la entidad Jaime Botín controla actualmente el 16,14%, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Y podría ponerle las cosas muy difíciles al banco francés si éste decidiera desembarcar de forma hostil en Bankinter ó si aumenta su porcentaje hasta el 29,9% y le suma el apoyo de varias participaciones significativas, entre ellas la de Caja Madrid. Además, los empleados de Bankinter controlan entre todos cerca del 5%, y la familia Masaveu, algo más del 5%, y también apoyarían a Botín. Credit Agricole, la otra parte Crédit Agricole, por su parte, controla el 19,53% de Bankinter desde el pasado noviembre cuando compró el paquete del 11,9% que tenía el empresario de origen indio Ramchand Bhavnani, lo que se sumó a otro 4,54% que ya controlaba. Caja Madrid tiene previsto comunicar "próximamente" su participación exacta en Bankinter a la CNMV, en cumplimiento de la nueva norma recogida en la Ley de Transparencia de los mercados, que obliga a comunicar las participaciones superiores al 3% en empresas que cotizan en Bolsa, frente al 5% que era el límite vigente hasta ahora. Hoy aumenta su capital social Bankinter aumenta su capital social en 9,01 millones de acciones, como consecuencia de la conversión anticipada de dos programas de obligaciones convertibles, que repartirá entre sus empleados, quienes pasarán a controlar el 4,88% de los títulos de la entidad, según confirmaron hoy fuentes del banco. En concreto, Bankinter emitirá 9,014 millones de acciones de 0,3 euros de valor nominal, lo que supone el 2,27% del capital social actual de la entidad, que asciende a día de hoy a 396.876.110 acciones representadas mediante anotaciones en cuenta, suscritas y desembolsadas en su totalidad. El banco que preside Pedro Guerrero explicó que los empleados detentaban hasta ahora un 2,61% del capital social del banco, es decir, un total de 10,37 millones de acciones, por lo que una vez que se sume este nuevo paquete accionarial controlarán el 4,88% de la compañía. Esta ampliación de capital es consecuencia de la decisión adoptada el pasado 19 de diciembre por el consejo de administración de la entidad de convertir anticipadamente todas las obligaciones convertibles vivas para empleados. Bankinter ha realizado a lo largo de su historia cuatro emisiones de obligaciones convertibles en acciones, de las que sólo quedan dos programas en activo, registrados en 1998 y 2002. El consejo de administración de Bankinter explicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que tomó la decisión de convertir de forma anticipada todas las obligaciones vivas de estas emisiones "en consideración al grado de maduración de ambos programas, que ya han cumplido sustancialmente su finalidad de dar acceso a gran parte de la plantilla al capital social de la entidad".