El banco francés Société Générale  anunció el jueves que su beneficio del cuarto trimestre se multiplicó por más de dos gracias a las plusvalías procedentes de la segregación de su división de gestión de fondos, pero redujo su dividendo de 2009 por el efecto de los activos de riesgo en los resultados.
El segundo banco francés por valor de mercado quiere mejorar su evolución en 2010, cuando espera que los activos de difícil gestión deterioren menos los resultados.

El beneficio neto del trimestre cerrado el 31 de diciembre fue de 221 millones de euros en comparación con los 87 millones de euros de un año antes. La cifra superó las previsiones de siete analistas consultados por Dow Jones Newswires, que esperaban como media 148 millones de euros.

La cifra estuvo muy por debajo de los 1.000 millones de euros que los analistas habían esperado antes de que SocGen advirtiera el mes pasado que tendría "ligeros beneficios" en el cuarto trimestre, por los cargos de 1.400 millones de euros relacionados con su cartera de activos dudosos.

El beneficio del banco se vio impulsado por una plusvalía de 732 millones de euros relacionada con la fusión de sus actividades de gestión de fondos con la de su rival Credit Agricole.