La petrolera Addax Petroleum, con operaciones en África Occidental e Irak, dijo el miércoles que ha aceptado una oferta de compra por 8.270 millones de dólares canadienses (7.220 millones de dólares) en efectivo presentada por el gigante estatal chino Sinopec. Con esta operación, Sinopec se hará con el control de las operaciones del gran yacimiento Taq Taq en el Kurdistán iraquí, así como con grandes áreas de prospección y exploración mar adentro en Nigeria y Gabón. El consejo de administración de Addax recomendó a los accionistas que acepten la oferta y los ejecutivos del grupo han firmado un acuerdo por el que venderán su participación del 38% en la compañía a la empresa química y petrolera china.