Las secciones sindicales de CCOO, CGT y STM en la factoría de Ford en Almussafes (Valencia) han solicitado de manera "formal" a la Dirección de Trabajo del Gobierno valenciano la retirada del ERE temporal que afectará a 450 trabajadores, porque esta cifra ya se ha alcanzado con la aplicación del ERE de extinción de contratos --previsto para 600 empleados y que se aprobó el pasado mes de octubre--. Por ello, solicitan el retorno de los 150 trabajadores que resultaron afectados por la aplicación del ERE temporal, prorrogado para los meses de enero, febrero y marzo. El secretario general de la sección sindical de CCOO, Miquel Rosaleny, explicó que la resolución aprobada por la Dirección General de Trabajo de la Generalitat vinculaba la aplicación del ERE temporal --ratificado en el comité de empresa de la planta valenciana, con los votos de UGT, el pasado 14 de diciembre-- a la aplicación del ERE de extinción de contratos que los trabajadores aceptaron en un referéndum celebrado el pasado mes de octubre y en el que también dieron luz verde al convenio colectivo.