Jhonson & Jhonson sigue siendo investigada por parte de la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA)  a causa los problemas derivados de la planta que tiene la compañía en Pennsylvania, cerrada desde el pasado mes de abril.

Los inspectores sde Estados Unidos están investigando todavía los problemas de la planta de Jhonson & Jhonsons , una de las más importantes en la que la compañía fabricaba más de una docena de medicamentos para niños. En el informe de la investigación, publicada el pasado miércoles, la FDA  admitía haber encontrado múltiples problemas en el control de la compañía "incluyendo la incapacidad de la farmacéutica para manejar adecuadamente las quejas de los clientes".

La plata lleva cerrada desde abril. Desde la FDA admiten que la agencia no está en posición de sacar conclusiones de la investigación. Sin embargo, fuentes de la compañía admiten estar trabajando diligentemente "para  garantizar que nuestras operaciones alcancen el nivel de calidad que tanto FDA como clientes esperan de nosotros”.