El gigante industrial Siemens ha cerrado la compra del 60% de la compañía alemana Steinmüller Engineering como parte de su plan de expansión en el sector de las tecnologías medioambientales. Steinmüller Engineering está especializada en tecnologías de combustión diseñadas para reducir las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) y de nitrógeno, así como en sistemas de limpieza de gas de escape para plantas de energía fósil.