El grupo industrial y tecnológico alemán ha recibido el primer pedido del gigante asiático para construir un parque eólico en el mar.

La compañía informó hoy de que este encargo supone un hito para la entrada en el mercado de energía eólica más grande del mundo. Y es que su filial energética, Siemens Energy ha recibido un pedido para llevar a cabo el suministro de 21 turbinas eólicas, que se espera que esté listo para finales de 2011.

Éstas tendrán una potencia de 2,3 megavatios cada una, y un diámetro de rotor de 101 metros; y se instalarán en la costa de la provincia de Jiangsy, al este del país.

Jiangsu Longyuan Offshore Wind Power, que así es como se llama la empresa contratante, es una filial de China Longyuan Power Group Corporation, uno de los mayores productores de energía eólica del globo. Este país cuenta con una potencia eólica de 45 gigavatios instalados, y una tasa de crecimiento del 73% desde 2009 hasta el año 2010.

Además, en este pedido se incluye también servicios de mantenimiento durante cinco años.

En el mercado alemán, Siemens cerró con una subida del 2% en su cotización hasta 93,48 euros. En Wall Street, a las 20.05 hora española, sube un 2,39%, consiguiendo que el precio de la acción se sitúe en 134,21 dólares.