Siemens tiene previsto invertir 150 millones de euros en los próximos dos años para ampliar su negocio de energía eólica en Dinamarca.


El grupo industrial y tecnológico alemán creará nuevas instalaciones para la investigación, en las ciudades de Aalborg y Brande, mejorando la capacidad de las plantas de ensamblaje danesas, y de tal modo, satisfacer el aumento de la demanda de turbinas eólicas en alta mar del Viejo Continente, tal y como informó la compañía en un comunicado en su sitio web.

Estas plantas se unen a las que Siemens ha inaugurado recientemente en China y Estados Unidos.

“Nuestras inversiones en I+D y la ampliación de las instalaciones de producción allanará el camino para nuestra expansión global”, dijo Jens-Peter Saul, director ejecutivo de la unidad de energía eólica de Siemens.

La compañía construye turbinas para tierra y mar, compitiendo con General Electric, Vestas Wind Systems A/S y Enercon GMBH.

Asimismo, el grupo alemán planea abrir más centros en Reino Unido, Canadá, Rusia e India.

Gracias a las iniciativas de energía eólica, Siemens redujo en 270 millones de toneladas sus emisiones de dióxido de carbono en el año 2010.

En el mercado alemán, la compañía redujo cotización en un 0,42% hasta dejar en 90,87 dólares el precio de su acción. En Dinamarca, Vestas cayó un 3,45%, a 145,60 coronas danesas. Al otro lado del Atlántico, a las 20.10 hora española, la cotización de General Electric desciende en torno al 0,75% en Wall Street, y coloca el precio de su acción en 18,46 billetes verdes.