La división española del grupo Siemens cerró el pasado ejercicio 2006-2007, finalizado el pasado mes de septiembre, con una facturación de 2.343 millones de euros, lo que representa un incremento del 25% respecto al ejercicio precedente, anunció hoy la compañía. El beneficio antes de intereses e impuestos (Ebit) de Siemens en España alcanzó 175 millones de euros, lo que supone un aumento del 18% respeto al ejercicio anterior, sin incluir la división de Comunicaciones. Los pedidos de la compañía superaron los 2.496 millones de euros, un 9% más.